1 de septiembre de 2009

La caída de Gmail nos demuestra la enorme dependencia que algunos tenemos a los servicios de Google.

El día de hoy, martes primero de septiembre, el servicio web de Gmail sufrió una caída, arriba podemos ver el mensaje que se muestra al intentar acceder al correo. Aunque el servicio siguió funcionando en clientes de correo (a través de servicio POP o IMAP) y en su versión móvil (en el iPhone y otros dispositivos móviles), la gente entró en cierto pánico. Twitter se llenó de mensajes con tintes humorísticos y en ocasiones apocalípticos. Al parecer es tal nuestra dependencia a los servicios de Google, que nos sentimos completamente confundidos cuando alguno de ellos falta (por supuesto no me refiero a todos sino solo a personas como yo que dependemos de Google para muchas de las actividades diarias, como este blog). En fin, seguramente pronto arreglarán el problema y la gente regresará a sus interesantes correos. En lo particular, el hecho de que Gmail no esté funcionando en la web, es el pretexto perfecto para tomar un descanso y salir a la calle.

Aquí pueden verificar el estado actual del servicio: Apps Status

1 comentario:

Dario dijo...

Yo digo que no es para tanto o sea tu correo seguira a salvo para cuando pase

Insisto hotmail es la ley

Wiiii eso rimo