6 de julio de 2008

Libro: Notas de cocina de Leonardo da Vinci

Este libro es quizás uno de los mejores regalos que me han hecho. Me declaro un apasionado de las creaciones de Leonardo da Vinci así como de su historia, de su vida. Es para mi la representación más acertada de un genio, no era exactamente trabajador, no era exactamente inteligente, tampoco era una persona socialmente aceptada o apreciada pero su capacidad creativa superaba incluso a la realidad en la que vivía. Para Leonardo no había límites, al grado de haber construido (o intentado hacerlo) un castillo de tamaño real hecho a base de mazapán.  Tengo un par de libros de da Vinci, sobre ingeniería, esquemas de sus inventos y diversos temas pero jamás me hubiera imaginado que uno de los gustos secretos de Leonardo era la comida, la cocina, el arte culinario. Nunca pensé que existiera lo que está recopilado en este libro titulado "Notas de cocina de Leonardo da Vinci" de la colección Temas de Hoy, compilación y edición de Shelagh y Jonathan Routh. Esta poco conocida afición de Leonardo está escrita e ilustrada de manera desorganizada en el "codex romanoff"  descubierto en 1981. Los escritos describen cuidadosamente diversas recetas, modales para comer e inventos para facilitar las labores en la cocina. La manera de escribir de Leonardo resulta hasta cómica ya que describe con disgusto los pésimos modales en la mesa, desde asesinatos en la mesa hasta los ruidos corporales de los comensales a la hora de comer. En este libro uno descubre varias cosas, como que podría atribuirse a Leonardo la invención de la servilleta, el tenedor, el espagueti y muchas cosas más. No todas las recetas son deliciosas debido a lo limitado de los ingredientes y a los gustos de los comensales pero hay recetas que no solo suenan familiares sino hasta apetitosas. La parte experimentalista del genio da Vinci está bien representada en sus distintos intentos de atribuir a los alimentos efectos medicinales o dañinos para la salud, no siempre de manera acertada ya que se basaba en la observación de personas que conocía, las cuales comían o bebían más cosas de las que eran de su conocimiento. 
Pero basta de contarles el libro, no quisiera echarles a perder la experiencia de leerlo y descubrir los aciertos y desaciertos de Leonardo. Cada quien podrá hacer sus propias conclusiones y les aseguro que se sentirán maravillados con el material. Por ejemplo, es de notarse el que Leonardo da Vinci no haya ideado o inventado el motor a vapor, teniendo tanto vapor en la cocina y siempre creó grandes artefactos accionados por animales (caballos, mulas, etc.). Es mucho lo que se puede concluir, más lo que se puede aprender y unas cuantas cosas las que podrá experimentar usted mismo en la cocina. 

El libro no es fácil de conseguir pero se vende en varias librerías en México, o quizás pueden encontrarlo en Samborns. 

Información del libro y dónde comprarlo aquí en Google Books.

2 comentarios:

Ricardo dijo...

http://books.google.com/books?id=pNQCAAAACAAJ&dq=cocina+da+vinci&ei=mCpxSJCLEoP0sQOB4KGuAQ

:)

myhausmexico dijo...

Ricardo,

Gracias por el tip.